Como está hecho

Vea con sus propios ojos como cambian sus dientes.

Ahora, con Invisalign®, podrá acceder a los últimos avances en tecnología y ciencia dental. Cuando conozca todas las ventajas, sabrá por qué Invisalign® es un gran paso hacia adelante en la correción de los dientes.
El proceso de Invisalign comienza con una consulta con un dentista u ortodoncista certificado por Invisalign. Durante esta visita, se evaluarán la cosmética, los problemas de mordedura y los resultados que espera obtener con sus dientes y sonrisa. Una vez que su dentista Invisalign decide que su caso es adecuado para el tratamiento de Invisalign, se diseña un plan de tratamiento con base en los objetivos específicos identificados. Posteriormente, se tomarán las impresiones de sus dientes, registro de mordida, radiografías panorámicas y fotografías digitales de sus dientes y sonrisa.
Se realiza un escanéo (tomografía computarizada o escáner CAT) de sus impresiones dentales. El escáner elabora un modelo digital y tridimensional de sus dientes con extrema precisión. Mediante un software CAD (Computer Aided Design, Diseño Asistido por Computadora) se simula el movimiento de sus dientes durante el tratamiento.
Su doctor revisa, modifica y aprueba el plan de tratamiento antes de producir los Alineadores. Invisalign se sirve también de la avanzada tecnología de la estereolitografía (SLA) para construir moldes precisos de sus dientes en cada etapa del tratamiento. Se fabrican Alineadores individualizados, hechos a la medida, a partir de dichos modelos, y se envían al consultorio de su doctor.
Cada Alineador se utiliza por aproximadamente dos semanas. Su doctor hará un seguimiento de su progreso hasta que consiga una sonrisa maravillosa.

Aunque todo el proceso parezca bastante fácil, cada Alineador es producto de tecnología de punta, y ha sido diseñado específicamente para enderezar los dientes de una sola persona: los suyos.